Inicio Badajoz Jardines de la Galera en Badajoz

Jardines de la Galera en Badajoz

172
0
JARDINES DE LA GALERA

Los jardines de la Galera de Badajoz se encuentran colindando con la muralla de la alcazaba árabe, junto a la llamada Torre de Espantaperros o Atalaya y el Semibaluarte de San Antonio, que forma parte de la muralla abaluartada, por lo que es un nexo de unión entre las dos zonas amuralladas. Su nombre, de forma particular, procede de otro de los edificios que dan forma al conjunto arquitectónico de la Alcazaba: el edificio de “La Galera” realizado en el siglo XVI, que ha servido a lo largo de los siglos de escuela, cárcel de mujeres, hospicio, ayuntamiento y hasta almacén de granos.

Dichos jardines fueron creados en el año 1938, cuando se trasladó la sede del Museo Arqueológico de Badajoz a este edificio de la Galera, aunque quedan algunos restos de los jardines árabes que se crearon en el siglo X. Francisco Vaca Morales sería el encargado de crear los nuevos proyectos de ajardinamiento del recinto con la ayuda de Jesús Cánovas Pesini, un arqueólogo de la época.

El espacio se compone de casi 4.000 metros cuadrados y es una de las zonas más valiosas e importantes de la ciudad. Los jardines se componen a su vez de una grandísima cantidad y variedad de flora (hay unas 90 especies distintas de flores y plantas aromáticas) y ofrecen unas vistas panorámicas de la ciudad imponentes e impagables. Es un recorrido muy recomendable para los amantes de la naturaleza o del encanto de las Mil y una Noches y, aunque el recorrido no es complicado, sí es importante que las personas con movilidad reducida tengan en cuenta que se trata de un terreno algo escarpado.

 

Qué podemos ver por los jardines

El recorrido por los Jardines de la Galera es un viaje a través de los sentidos, algo que propician en buena medida las plantas aromáticas sembradas, entre las que destaca el jazmín. También podremos encontrar alguna planta semitropical, como el llamado “árbol del amor de flor blanca”, así como laureles, madroños, granados, limoneros o naranjos. Pero este recorrido no es solo un excelente viaje a través de la naturaleza, sino también a través de la historia de la ciudad de Badajoz con rincones y espacios de ensueño. De esta forma son muchos los restos visigodos que podremos encontrar, como capiteles o multitud de columnas que servían de apoyo a las murallas y demás edificios.

 

LOS JARDINES DE LA GALERA

 

Por el recorrido destacan también los restos de lo que fuera la Torre Vieja, es decir, parte de lo que fue una torre situada en las murallas medievales, o la Puerta del Antiguo Seminario de San Atón, que sería derribado de su emplazamiento original (Plaza de San Atón), tras lo que sus maravillosas puertas de mármol serían situadas en  los jardines, concretamente en la portada del edificio de la Galera.

Las visitas al público de los jardines al completo se abrieron en el año 2007, fecha en la que tuvo lugar su penúltimo reacondicionamiento, ya que el último sucedería seis años más tarde, en 2013, como consecuencia de unos derrumbes que se produjeron por unas fuertes lluvias acaecidas en la zona.

 

La Galera, un edificio con mucha historia

Sin duda el edificio de la Galera, que da nombre a los jardines, es una de las cosas más destacadas que podemos encontrar en nuestro recorrido a través de los mismos. A pesar de su historia, este edificio estuvo cerrado al público durante 40 años, y sin duda merece la pena visitarlo. Recorrerlo significa ser testigo del paso de los siglos y de diferentes historias procedentes de sus variados usos, todos interesantes.

Destacan el impresionante mapa de España ubicado en el suelo y realizado en piedra durante su uso como escuela, o la gran nave abovedada con la que se diseñó el interior de este edificio. Además de los capiteles visigodos que mencionábamos anteriormente también podremos encontrar algunos de época romana que fueron reaprovechados de otras construcciones anteriores.

En la actualidad la Galera está siendo sometida a otra reforma, algo accidentada en plazos por la crisis del coronavirus, y que ha dado con joyas tan importantes como la de los restos de una muralla taifa del siglo XI, que será puesta en valor para que el público pueda disfrutarla también en sus próximos recorridos por la Galera. En esta nueva reforma se está intentando recuperar todo el suelo original, mantener el mapa de España de la escuela, y también se están realizando alguna otras obras de mejora, como la reparación de las filtraciones y de los problemas de humedad creados por el exceso de vegetación, la creación de una tienda de souvenirs, los accesos para mejorar la movilidad, especialmente a personas con movilidad reducida, así como la adecuación de una sala para usos múltiples y culturales.