Inicio Provincia de Badajoz Qué ver en Mérida

Qué ver en Mérida

343
0
Teatro de Mérida

Mérida

Nuestro recorrido turístico por la provincia de Badajoz llega a una zona conocida popularmente como la pequeña Roma. Mérida es la antigua Emerita Augusta, cuyos restos arqueológicos son Patrimonio de la Humanidad por su alto valor histórico-artístico. Un viaje por la historia de España; romana, visigoda, árabe, medieval y cristiana.

¿Te apetece conocer en profundidad el legado que nos han dejado todos esos pueblos que pasaron por aquí? ¿Quieres visitar uno de los conjuntos arqueológicos mejor conservados de la Península Ibérica?

Haremos un recorrido a pie, sin prisas, que nos puede llevar un par de días. ¿Estás preparado? Arrancamos…

Un poco de Historia de Mérida

La ciudad de Emerita Augusta fue fundada en el año 25 a. C. por el emperador romano Octavio Augusto. A partir de entonces se convirtió en la capital de la provincia romana de Lusitania.

Ciudad amurallada, era uno de los principales centros económicos, jurídicos, militares y culturales y como muestra de ello, son la cantidad de construcciones que se llevaron a cabo en época de los romanos.

Ya en el siglo VI de nuestra era, la ciudad se convierte en capital el reino visigodo cuando la Península se llamaba Hispania. La población se convierte al cristianismo y aparece la figura de la Mártir Santa Eulalia, que pasa a ser patrona de la ciudad, hasta el día de hoy.

En el siglo VIII los musulmanes aterrizan en esta tierra y es el caudillo árabe Muza quien conquistará la ciudad y se convierte en la capital de la Cora de Mérida, en el año 713.

Será en el siglo XIII cuando el rey Alfonso IX de León reconquista Mérida bajo el cristianismo y pasa a ser la sede del Priorato de San Marcos de León de la Orden de Santiago.

Mérida ha sido y sigue siendo el centro económico, político y cultural de Extremadura y, desde 1983, es la capital de esta Comunidad Autónoma. 10 años más tarde la UNESCO nombra Patrimonio de la Humanidad a su enorme y grandioso conjunto Arqueológico.

Museo Nacional de Arte Romano

Hemos escogido este museo como punto de partida de nuestro recorrido por Mérida. Así conseguiremos nuestra primera toma de contacto con la Antigua Roma.

Nada más entrar llama la atención las dimensiones de la nave central construida en ladrillo; es una recreación del Arco de Trajano que veremos más adelante. El museo Nacional de Arte Romano está dividido en tres plantas. En la planta baja se puede contemplar grandes esculturas romanas. La primera planta está dedicada a la vida cotidiana durante la época romana, con ejemplos de piezas pequeñas. Y en la planta de arriba, se encuentra una importante colección de mosaicos y lápidas.

Dirección: Calle José Ramón Mélida s/n

Justo al lado de este museo se encuentra la taquilla para entrar al recinto del Teatro y Anfiteatro Romanos. Puedes adquirirla de forma conjunta y así acceder libremente por los dos recintos.

El Teatro Romano

Es la joya de todo el legado romano que nos ha llegado hasta nuestros días. Con más de 2.000 años de historia, el Teatro Romano continúa con la misma función con la que se construyó en el año 16 a. C., es decir, servir como escenario para representaciones culturales. Aquí se siguen celebrando todos los veranos el famoso Festival de Teatro Clásico de Mérida.

¿Cómo es el Teatro?

Su diseño tiene forma de planta latina, con cuatro triángulos equiláteros que apuntan en un círculo.

Las gradas tienen tres alturas donde se situaban las personas, según status social de la época. Con una capacidad para 5.800 espectadores. Otras partes importantes son la orchestra, las gradas reservadas para la alta sociedad, el frente de escena con las puertas de acceso, el conjunto de columnas y las esculturas que representaban a personajes mitológicos y a dioses. El Teatro se completaba con un jardín en la parte posterior, conocido como Peristilo del que aún se conservan los canalillos para el riego.

Con la caída del Imperio Romano y la llegada del cristianismo, este edificio se abandonó y fue cubierto por tierra. Así estuvo hasta principios del siglo XX que comenzaron las excavaciones. Como sobresalía la parte alta de las gradas, por su forma, los vecinos emeritenses lo llamaban Las Sietes Sillas.

La primera representación con el Teatro ya reconstruido fue en 1.933. A partir de entonces arranca uno de los festivales de teatro clásico más famosos del mundo, que se celebra todos los veranos.

El Anfiteatro

El Anfiteatro de Mérida se construyó en el año 8 a.C. y tenía una capacidad para unos 15.000 espectadores.

Considerado por los romanos el recinto de ocio por excelencia. Aquí se celebraban las luchas entre gladiadores y fieras, la representación de batallas históricas o los combates entre los gladiadores.

De forma ovalada, tenía una zona de arena en la parte central. Además, contaba con un foso donde se guardaban tanto los animales que formaban parte del espectáculo, como las armas y otros elementos relacionados con la lucha. Estaba oculto al público por una tarima de madera.

De las gradas originales, hoy se conservan sólo las inferiores.

El Circo Romano

Está situado a las afueras de la ciudad. Se construyó a principios del siglo I d.C. y constituía otro de los edificios dedicados al ocio de los romanos. Aquí tenían lugar las famosas carreras de bigas, que eran carros tirados por dos caballos y las cuadrigas que era lo mismo, pero con cuatro caballos.

El Circo tiene 400 metros de longitud y unos 115 de ancho. Tenía una capacidad para más de 30.000 personas, uno de los más grandes de todo el Imperio Romano.

Horarios de visita

Del 1 de octubre al 31 marzo
Todos los días, de 9.00h a 18.30h

Del 1 de abril al 30 septiembre
Todos los días, de 9.00h a 21.00h

Tarifas

Entrada individual:
6 € (normal)

3 € (reducida)

Entrada gratuita: menores de 12 años y socios, investigadores y residentes de Mérida

El Acueducto de San Lázaro

Situado frente a circo romano, se piensa que fue el primer acueducto construido en época de Augusta Emerita. Traía el agua desde la presa romana de Cornalvo hasta la ciudad y tenía una longitud de 1.600 metros, con una altura en algunos tramos de más de 15 metros.

Por desgracia, hoy en día solo se puede apreciar restos de tres columnas con sus arcos inferiores. En el siglo XVI se volvió a construir uno nuevo con los restos de lo que quedaba del acueducto romano. Aún así, merece la pena su visita para contemplar la inmensidad del proyecto.

El Arco de Trajano

En realidad, lo que contemplamos actualmente es el arco de entrada al Foro Provincial de Augusta Emerita, que era un recinto sagrado con una plaza porticada dedicada al culto imperial. Recordemos que, en época romana, la ciudad estaba formada por dos foros, el Municipal como el resto de ciudades romanas y uno Provincial, por ser capital de la provincia de Lusitania.

Esta puerta de acceso estaba construida en granito y forrada de mármol. La actual tiene una altura de casi 9 metros, aunque la originaria se calcula que llegaría a tener 14 metros.

Se puede visitar de forma libre.

El Templo de Diana

Junto al Teatro Romano, este edificio romano es de los más conocidos en Mérida.

Estaba situado dentro del Foro Municipal de Emerita Augusta, que era el centro de la vida pública. Punto de encuentro de los ciudadanos, donde transcurría la vida política, jurídica, donde se realizaban las transacciones económicas y mercantiles, así como lugar de culto a los dioses. Uno de los templos principales fue el Templo de Diana, situado en el centro de la plaza porticada, donde se celebraban actos religiosos al aire libre. El templo estaba rodeado por dos estanques. Su construcción data del siglo 25 a. C.

En el siglo XVI se construyó sobre los restos del templo, el Palacio del Conde los Corbos.

Dirección: calle Romero Leal

Horarios del Centro de Interpretación

  • – Todos los días: de 10.00 a 12.30 y de 18.00 a 19.30h

Tarifas

  • Entrada: 3 euros. No incluye la visita al Conjunto Histórico-Arqueológico.
  • Entrada gratuita para menores de 12 años, socios, investigadores y residentes en Mérida.

Pórtico del Foro

Formaba parte de un anexo al Foro Municipal, que en realidad era una plaza porticada. Se construyó en el siglo I d. C.

Los restos que hoy contemplamos serían en su momento, una esquina de una segunda plaza que estaba rodeada por un pórtico de columnas. En las hornacinas de sus muros se colocarían estatuas relacionadas con la familia imperial y con elementos religiosos y mitológicos. Seguramente que estuviera recubierto con una bonita decoración en mármol.

Casa del Mitreo

Fuera de las murallas encontramos una vivienda romana de finales del siglo I-II que se puede visitar. Se trata de una casa señorial que seguramente perteneció a una familia importante de Augusta Emerita. Su nombre se debe a que, muchos de los restos encontrados, están relacionados con el culto a Mitra.

Todo el conjunto de sus estancias está en torno a tres patios. Desde el atrio podemos acceder a un peristilo con estanque. Otro de los patios ajardinados está rodeado por un canal que se surtía de un aljibe.

También podemos contemplar un conjunto termal, del que hoy se conservan las arquerías de ladrillo. De todo el interior de esta casa destaca una estancia que se conoce como el Mosaico Cosmológico, de un gran realismo, que viene a representar los distintos elementos que componen el universo.

Dirección: Avenida Reina Sofia, al lado de la plaza de toros de la ciudad

Área Funeraria de los Columbarios

Está situado dentro del mismo recinto monumental donde se encuentra la casa del Mitreo, de hecho, la entrada es conjunta.

El Columbario es un pequeño edificio con nichos donde se guardaban las urnas con las cenizas de las personas que pertenecían a una misma familia romana, de clase alta normalmente.

Es curioso visitar este hallazgo porque es una forma de conocer los rituales funerarios romanos. Aquí encontramos diferentes lápidas con dedicatorias y epitafios, esculturas y adornos.

Horarios de visita

  • Del 1 de octubre al 31 marzo
    Todos los días, de 9.00h a 18.30h
  • Del 1 de abril al 30 septiembre
    Todos los días, de 9.00h a 21.00h

Tarifas

  • Entrada individual. Incluye Casa del Mitreo y Columbarios

6 euros (normal) y 3 euros (reducida)

  • Entrada Conjunto Monumental Completo (Teatro, Anfiteatro, Circo, Morerías, Cripta Santa Eulalia y Casa del Mitreo-Columbarios)

15 euros (normal) y 7,5 (reducida)

 

El Puente Romano

Estamos frente a uno de los puentes romanos más largos impresionantes de todo el Imperio Romano, con una longitud de casi 800 metros.

Este puente se utilizó como paso de vehículos hasta finales del siglo XX. Pero esta joya de la ingeniería romana estaba sufriendo un deterioro importante, entre otros motivos, por las crecidas del río Guadiana. Por ello, se realizaron bastantes reformas a lo largo de los siglos.

Originalmente construido en hormigón forrado de sillares de granito, hoy tiene 60 arcos de medio punto y doce metros de alto, en las zonas más elevadas.

Actualmente el puente es peatonal. De hecho, es un lugar muy transitado por los emeritenses y turistas que llegan a la ciudad. Conecta el parque de la Isla con el de las Siete Sillas.

Se visita libremente y de forma gratuita.

Acueducto de los Milagros

Increíblemente se conservan hoy en día más de 800 metros de este acueducto, que llevaba el agua a la ciudad desde el embalse de Proserpina. Se construyó a finales del siglo I d.C. y el original tenía más de 10 km de longitud.

Conocido popularmente como el acueducto de Los Milagros tenía una altura de hasta 25 metros, en su parte más alta, la zona central que es donde estaba situado el cauce del río Albarregas.

Horarios y Tarifas

Visita libre y gratuita

La Alcazaba Árabe

Nos adentramos ahora en otro pedazo de historia de Mérida, la época árabe. Los musulmanes conquistaron la ciudad en el año 713 por el general conocido como Muza. Debido a las continuas revueltas y levantamientos durante el al-Ándalus, incluido esta zona, Abderramán II mandó construir una Alcazaba como un recinto defensivo.

Esta fortificación musulmana se considera la más antigua de la Península. Originariamente tenía 20 torres adosadas a la muralla y, entre los siglos X y XII se añadieron varias más.

Merece la pena visitar este recinto, donde podremos subir a las murallas o bajar al aljibe. El agua que encontramos viene directamente del río Guadiana, que se filtra a través de un dique romano.

Horarios de visita

  • Del 1 de octubre al 31 marzo
    Todos los días: 9.00h a 18.30h

–     Del 1 de abril al 30 septiembre
Todos los días: 9.00h a 21.00h

Tarifas

  • Entrada individual:
    6 € (normal) y 3 € (reducida)

Zona Arqueológica de Morerías

Sus excavaciones son muy importantes para poder entender la evolución histórica de Mérida; desde la época romana, visigoda, islámica, el medievo cristiano y las épocas moderna y contemporánea.

Esta área arqueológica tiene una extensión de 12,000 m2. Aquí se encuentra además el Centro de Interpretación de la Vía de la Plata.

Dirección: Paseo de Roma s/n

Horarios de visita

Invierno
Todos los días, de 9.30h a 13.45h y de 16.00h a 18.15h.
Verano
Todos los días, de 9.30h a 13.45h y de 16.00h a 19.15h.

|

Plaza de España

Saliéndonos de la ruta propiamente romana llegamos al centro neurálgico de la ciudad. La Plaza de España es el lugar donde está situado el Ayuntamiento de Mérida, un edificio porticado de mediados del siglo XIX. Un lugar estupendo para hacer un alto en nuestro camino y tomar algo antes de continuar nuestra visita.

Concatedral de Santa María la Mayor

En la misma Plaza de España podemos contemplar este monumento del siglo XIII, construida sobre las ruinas de la catedral romano-visigoda de Santa María de Jerusalén, cuando la ciudad era Emerita Augusta. Se cree que es una de las primeras iglesias cristianas de la Península Ibérica.

Tiene una gran variedad de estilos que van, desde el románico tardío, gótico, mudéjar, renacentista y su interior barroco.

Convento de Santa Clara

A unos escasos 50 metros de la Plaza de España, encontramos este antiguo convento, sede actual de la Colección de Arte Visigodo del Museo de Arte Romano de Mérida.

Es una de las mejores colecciones de escultura visigoda que hay en España. ¿Qué podemos encontrar aquí?

  • Piezas decorativas procedentes de la arquitectura de los templos: pilastras, capiteles, frisos, dinteles.
  • Mobiliario litúrgico, como mesas y pies de altar.
  • Nichos, hornacinas y una pila bautismal.

Dirección: calle Santa Julia nº 1

Basílica de Santa Eulalia y sus catacumbas

Visita obligada al que se considera el primer templo cristiano de la antigua Hispania.

La entrada a las catacumbas está en la parte trasera de la Basílica, tendrás que bajar unas escaleras que te llevan al subsuelo del templo donde podrás visitar los sepulcros y lápidas que se encuentran allí.

Horarios de visita

  • Del 1 de octubre al 31 marzo
    Todos los días: 9.00h a 18.30h
  • Del 1 de abril al 30 septiembre
    Todos los días: 9.00h a 21.00h

 Tarifas Cripta

Entrada individual
6 € (normal) y 3 € (reducida)